jaime viguri
Planta industrial y administración - Cnel Apolinario Figueroa 1425/39 - Buenos Aires
Tel: 4581-1223 (lineas rotativas) - Email: ventas@viguri.com.ar

 

La garantía

 

 

Distintos tipos de cortinas metálicas

Las cortinas metálicas de antaño que siguen funcionando se reconocen, sin son de malla, por la de forma romboidal, que es una TELA hecha a mano que ya no se fabrica, salvo por encargo. 

Podemos apreciar este tipo de cortina en los comercios más antiguos del centro de Buenos Aires.  

Hoy todas las MALLAS son del tipo rectangular. También la chapa ondulada se dejó de usar en las cortinas ciegas.  Se han reemplazado por las "TABLILLAS" planas (que son más rígidas) o la “bombé” (de aspecto más tradicional). 

Entre las mallas o cortinas abiertas hay dos subclases: las de malla rectangular común y las de malla de planchuela reforzada y doble articulación, que es más pesada y no se quiebra en caso de enrollado al verse. 

También hay malla de abertura común (25 x 7cm de abertura) o reforzada (25 x 4 cm, que no deja pasar la mano). 

Hablando entonces de cortinas ciegas o de tabillas, se pueden elegir de TIPO ESTÁNDAR o ACORAZADÁS, PLANAS o BOMBÉ, y de espesores variables entre 0,65 y 0,95 cm. 

La otra posibilidad es una cortina mixta o combinada, de tablillas abajo y malla arriba o viceversa (la combinación sólo es posible en el plano horizontal). 

En general, la elección de un tipo u otro de cortina no pasa por el precio. CIEGAS o ABIERTAS cuestan más o menos lo mismo. La elección tiene que ver con el tipo de local a proteger. 

La cortina abierta permite exponer la vidriera incluso cuando el negocio está cerrado. 

La cortina ciega es más segura, en parte porque es más difícil de violar  y en parte porque “no incita a los seres humanos a obrar mal”

La cortina MIXTA se usa para cerrar locales que necesitan ventilación, como es el caso de verdulerías. 

Según los casos y usos especiales, se puede introducir en la cortina algún tipo de VENTANA, como sería en el caso de farmacias.

Cada cortina es fabricada en buena parte en forma manual y siempre a medida de la abertura en cuestión. 

Prácticamente, cualquier cortina metálica, se puede accionar a mano con cadena o con un sistema de resortes, pero la mayoría es accionada con un MOTORREDUCTOR ELÉCTRICO, con un sistema de cadena para emergencias. 

Los motores, según las dimensiones de la tela, van de 0,2 HP hasta 2 HP. Pueden ser trifásicos o monofásicos. 

Además de la CADENA DE EMERGENCIA, suelen tener un SISTEMA AUTOMÁTICO DE PARADA, que detiene en su punto la cortina aunque el operador no lo haga. 

Los motorreductores pueden ser BLINDADOS o SEMIBLINDADOS. Los primeros –también llamados “directos al eje”- son más seguros, ya que no se pueden desengranar ni romper (lo cual causa la caída de la cortina). 

También existen los equipos con FRENOS ELECTROMAGNÉTICOS, que son zapatas de freno que evitan que la cortina se deslice por su propio peso y que tomen juego los engranajes. 

Estos frenos son necesarios en las cortinas pesadas. 

Los pasos para instalar una cortina metálica

Antes que nada decidir si la cortina será ciega, abierta o mixta (ver los distintos tipos de cortinas). 

Luego, tomar las medidas de la abertura a cerrar con cortina: ancho de mocheta a mocheta de ladrillo descubierto y alto desde el piso hasta donde se desea cerrar, más 40 centímetros para el vuelo hasta el rollo. 

Decidir si se quiere el equipo instalado dentro o fuera del local: desde el punto de vista de la seguridad es lo mismo, aunque en los últimos años hay una tendencia  instalarlo por fuero, disimulado y protegido de la intemperie por una marquesina. 

Establecer si habrá puerta de escape, donde y si abrirá hacia fuera o hacia adentro.

Los precios de las cortinas metálicas 

Las cortinas metálicas se venden por metro cuadrado. El precio incluye la tela, el eje, las guías, la puerta de escape y el accionamiento manual, incluyendo la instalación. 

Los precios varían según el tipo de malla o de tablilla.

El equipo motorreductor y el flete se presupuesta por separado.  

Al decidirse por un presupuesto, conviene recordar que la instalación correcta de una cortina es fundamental para que dure varias décadas.

Su instalación óptima, requiere al menos de cinco visitas del fabricante al cliente: para tomar medidas y diseñar el equipo; para amurar las guías; para verificar las guías; para colocar la cortina y para regular y lubricar el sistema.

Consejos para que las cortinas metálicas duren

Decir que una cortina metálica puede durar un siglo, puede ser una exageración, pero 50 años, es un tiempo de vida habitual para una cortina metálica. 

Es que se trata de sistemas tan simples y robustos que hay que tratarlos muy mal para que no duren más que el negocio. 

Instalar buenas cortinas metálicas y usarlas como se debe, es vital, ya que el día que la cortina no funciona, obviamente el negocio tampoco. 

Veamos algunos consejos de "LA RÍO DE LA PLATA"  
  • Asegúrese de desenganchar el candado o cierre antes de accionar el sistema.  La causa más frecuente de motores quemados es por accionar el sistema sin haber desenganchado el candado o cierre. 

  • Otra causa frecuente de graves problemas, como es que la cortina se enrolla al revés, es por mala operación de los mandos, de arriba a abajo sin pasar por el neutro.

  • La cortina enrollada al revés, salvo si es de un tipo especial, es una cortina quebrada. 

  • Otra forma de autoromper la cortina es subirla con las guías de la puerta puestas, si es del tipo desmontable, o con puerta abierta, si es de tipo enrollable. 

  • No se debe engrasar ni lubricar las cortinas, porque solo sirve para “fabricar” una pasta con la tierra. 

  • La vida de una cortina es prácticamente  ilimitada. Cada tantos años habrá que cambiar el zócalo y darle una mano de pintura u antióxido. 

  • Al instalar una cortina, busque referencias y elija fabricantes reconocidos que le ofrezcan
    respaldo, y de esa manera asegurarse que el equipo funcione muchos años, como debe ser. 

  • Cuidado con los olvidos: toda cortina debe tener tapa de inspección y forma de extraer el eje. 

  • Instale engranajes de la mejor calidad. Son piezas vitales. 

  • Asegúrese de que la potencia del motorreductor sea la adecuada.
     
  • No instale cortinas usadas. Toda cortina debe ser fabricada a la medida de su abertura y no viceversa. Las adaptaciones de lo viejo suelen resultar más caras que lo nuevo.

Garantía

Protege a nuestros equipos una garantía absoluta, contra cualquier deficiencia imputable al mismo.

Todos nuestros equipos tienen seis meses de garantía.

 

jaime viguri